arreglar microondas

A veces sucede que el horno microondas enciende y no calienta. Normalmente solemos tirarlo y comprar uno nuevo porque las reparaciones suelen ser caras o el coste de uno nuevo no es muy elevado.

Sin embargo, a veces, la solución es tan sencilla como podéis leer en este tutorial para arreglar un microondas estropeado.

Si queréis saber como funciona un microondas, os dejo la explicación aquí, al final del tutorial.

 

 

 Y sin más, vamos a reparar el microondas.

1.- Protegernos las manos

Antes de tocar nada, hay que desenchufar el microondas de la corriente eléctrica y ponerse unos guantes de goma para que nos aíslen de la electricidad. Esto es importante porque aunque el microondas esté desenchufado tiene unos condensadores que pueden darnos una descarga.
arreglar un microondas
guantes

2.- Quitar la carcasa del horno microondas

Lo siguiente, y aunque parezca evidente es quitar la carcasa del horno microondas para acceder al mecanismo interior. Aquí dependerá de cada fabricante y modelo podemos encontrar que los tornillos son de estrella, de torx, etc… Así que tiraremos mano de nuestro juego de destornilladores y manos a la obra… suelen tener los tornillos por la parte trasera y por debajo, aunque a veces hay alguno por el lateral.
Una vez quitados todos los tornillos con una ligera presión sacamos hacia atrás la carcasa. Hay que hacer algo de fuerza porque al estar stanco va muy ajustado.
flotador universal WC
juego destonilladores

3.- Descargar el condensador

Esto es muy importante ya que aunque el microondas esté apagado y descontectado el condensador tiene carga y nos puede dar la corriente. Por eso el punto 1 era ponerse guantes de goma.
¿Cómo descargar el condensador?, muy sencillo, cogemos un destornillador y tocamos las dos partes. Aunque llevan una resistencia interior para su descarga esto es conveniente hacerlo por si acaso…

Descargar el condensador

4.- Cambiar el fusible

Y este es el problema más habitual de que un horno microondas no caliente.
Tienen un fusible en su interior que a veces se funde y por tanto hace que no funcione. Para cambiarlo debemos sacar el portafusibles que tiene junto al condensador.
¿Cómo sacar el portafusibles del horno microondas?.. como siempre la respuesta es sencilla. El portafusibles es una caja cilíndrica que dispone de dos conectores, uno por cada lado que debes desconectar tirando hacia afuera de ellos. Una vez fuera, debes abrirlo y en su interior verás un fusible.
Si quieres comprobar que esto es realmente el motivo del fallo del microondas y tienes un téster puedes comprobar si está realmente fundido para cambiarlo.
Portafusibles
Comprar downlight

Tener cuidado si decidís cambiar el portafusibles completo porque debe tener exactamente los mismos conectores. Cada horno tiene unas medidas y suele tener los conectores en un sitio distinto. Los kits de portafusibles deben ser aptos para tu modelo de horno microondas.

Colocamos el fusible nuevo y volvemos a conectar el portafusibles en su sitio.

fusible microondas

5.- Volver a montar la carcasa

Bien, ahora otra cosa importante, cuando volváis a montar el microondas, tenéis que fijarnos bien de que todo esto está bien montado y apretado y estanco. Esto es importante porque si no lo montamos bien al ponerlo en marcha se pueden escapar las microondas y ser perjudicial para nuestra salud.

Una vez comprobado todo, volvemos a colocar todos los tornillos y probamos que funciona.

IMPORTANTE, no podemos encender el horno microondas vacío, es decir, sin nada en su interior. Para comprobar que funciona poner un vaso de agua y darle un minuto para ver si el agua se calienta.

Y como siempre, os dejamos un video de cómo arreglar un microondas que no calienta

Cómo funciona un téster o multímetro

Y ahora os explicó el funcionamiento de un téster o multímetro.

El tester o multímetro es una herramienta de medición que se puede usar en varios oficios, básicamente mide resistencia, tensión, intensidad y continuidad, pero existen multímetros en el mercado que sirven para otras mediciones, como frecuencia, audio, luz, temperatura, etc.. Veremos cómo hacerlo con unos sencillos ejemplos.

En nuestro caso vamos a medir la continuidad. Para ello ponermos la rueda en la opción de Continuidad y juntamos los dos pinchitos que trae. Si marca 0, quiere decir que hay continuidad, con lo cual pasaría la corriente y si marca el 1, pues es que no hay continuidad y por tanto no pasaría la corriente.
En un fusible debería de marcar cero, eso querría decir que está bien, si no, es que está
fundido y hay que cambiarlo.

Esto también sirve para ver si una bombilla está fundida o un tubo fluorescente está quemado.

 

tester o multimetro
tester o multimetro

Cómo funciona un horno microondas


Un microondas es un electrodoméstico destinado a cocinar o calentar alimentos que actúa calentando el agua que contienen o los líquidos que se añaden. Funciona mediante la generación de ondas de radio de alta frecuencia. El agua, las grasas y otras sustancias presentes en los alimentos absorben la energía producida por los microondas en un proceso llamado calentamiento dieléctrico (conocido también como calentamiento electrónico, calentamiento por RF, calefacción de alta frecuencia o diatermia). Hay moléculas, como la del agua, cuya estructura forma dipolos eléctricos, lo que significa que tienen una carga positiva parcial en un extremo y una carga negativa parcial en el otro, y por tanto oscilan en su intento de alinearse con el campo electromagnético alterno de los microondas. Al rotar, se producen rozamientos y choques, que son los que elevan la temperatura. Los hornos de microondas funcionan de la siguiente manera: un aparato llamado magnetrón convierte la energía eléctrica en energía de microondas, que en esta forma alcanza el alimento. Las ondas electromagnéticas agitan las moléculas bipolares presentes en los alimentos, especialmente las del agua, y estas son las que elevan la temperatura. Esta agitación es un mecanismo físico, simple movimiento de las moléculas al ritmo de la frecuencia, y no provoca ningún tipo de alteración en la composición química (excepto los que son producidos por el aumento de la temperatura).

El calentamiento por microondas es más eficiente en el agua líquida que en el agua congelada, ya que en el estado sólido del agua el movimiento de las moléculas está más limitado. También es menos eficiente en grasas y azúcares porque tienen un momento dipolar molecular menor que el agua líquida.

A veces se explica el calentamiento por microondas como una resonancia de las moléculas de agua, pero esto es incorrecto, ya que esa resonancia solo se produce en el vapor de agua y a frecuencias mucho más altas (a unos 20 GHz). Por otra parte, los grandes hornos de microondas industriales que operan generalmente en la frecuencia de 915 MHz (longitud de onda de 32,8 milímetros) también calientan el agua y los alimentos de forma efectiva.

Los azúcares y triglicéridos (grasas y aceites) absorben las microondas debido a los momentos dipolares de sus grupos hidroxilo o éster. Sin embargo, debido a la capacidad calorífica específica más baja de las grasas y aceites y a su temperatura más alta de vaporización, a menudo alcanzan temperaturas mucho más altas dentro de hornos de microondas. Esto puede causar en el aceite o alimentos muy grasos, como el tocino, temperaturas muy por encima del punto de ebullición del agua, llegando a tostar de forma parecida al asado en la parrilla convencional o en las freidoras. Los alimentos con alto contenido en agua y bajo en aceite rara vez superan la temperatura de ebullición del agua (100° C).

El calentamiento por microondas puede provocar un exceso de calentamiento en algunos materiales con baja conductividad térmica, que también tienen constantes dieléctricas que aumentan con la temperatura. Un ejemplo de ello es el vidrio, que puede mostrar embalamiento térmico en un horno de microondas hasta el punto de fusión. Además, las microondas pueden derretir algunos tipos de rocas, produciendo pequeñas cantidades de lava sintética. Algunas cerámicas también se pueden fundir, e incluso pueden llegar a aclarar su color al enfriarse. El embalamiento térmico es más típico de líquidos eléctricamente conductores, tales como el agua salada.

Un error común es creer que los hornos microondas cocinan los alimentos de dentro afuera, es decir, desde el centro hacia el exterior del alimento. Esta idea surge al observar la cocción de alimentos con una capa exterior más seca y un interior más húmedo; culinariamente expresado como crujiente por fuera y suave por dentro. En la mayoría de los casos, en alimentos uniformemente estructurados o razonablemente homogéneos en su composición física, las microondas son absorbidas de fuera adentro de forma similar a otros métodos de cocción por calor. Dependiendo del contenido de agua, la profundidad de la deposición de calor inicial puede ser de varios centímetros o más con los hornos de microondas, en contraste con el asado (infrarrojos) o el calentamiento convectivo (métodos que depositan el calor en una fina capa de la superficie de los alimentos). La profundidad de penetración de las microondas depende de la composición de los alimentos y de la frecuencia, siendo las frecuencias de microondas más bajas (longitudes de onda más largas) las más penetrantes. Las microondas penetran únicamente de 2 a 4 cm en el interior de los alimentos, por lo que el centro de una porción grande no se cocinará con la energía de estas ondas, sino por el calor que se produce en el horno y por el que se transfieren las partes superficiales que sí son alcanzadas por las ondas.




Tutoriales relacionados: